INTRODUCCION:


Todos los cuerpos pueden provocar vibraciones que se propagan por el aire en ondas sonoras. Cuando algunos de estos son regulares, lo llamamos sonido: el material de base de la música.
La música es el arte de combinar los sonidos. La música responde a una necesidad, una conexión universal.
Desde siempre y en todos los pueblos, ha acompañado a los hombres en ceremonias religiosas o militares, en fiestas y danzas, en el amor, el trabajo o la rebelión.
La música nació de la voz. Desde tiempos remotos los hombres utilizaron el poder misterioso de la voz para dirigirse a los dioses y, desde entonces, no ha dejado de desarrollar sus extraordinarias posibilidades.
Existen tres grandes categorías de instrumentos de música: Los vientos, las cuerdas y la percusión.
Desde los orígenes, la historia de la música y de los instrumentos está ligada a las evoluciones técnicas. A lo largo del siglo XX la electricidad, la electrónica y la informática han abierto nuevos horizontes sonoros.
Probablemente la música haya nacido con los primeros hombres. Con sus voces e instrumentos primitivos que con el paso de los años fueron evolucionando y no dejan de sorprendernos, la música, el sonido es frágil e imprevisible y eso es lo que la hace tan emocionante.

¿Qué queremos lograr?
Mediante este trabajo queremos comprender cómo se origina el sonido, y cómo se propaga. Dentro del sonido nos interesa la música, su origen, la voz que puede acompañarla, y qué tipos de instrumentos existen para crear melodías, porqué tienen determinada forma y tamaño, entre otras cosas.
Buscamos información, la analizamos, charlamos con una violinista y allí relacionamos dos artes en base a la física, para comprender este fenómeno universal.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Movimiento ondulatorio: Parte general de ondas

Una onda es un flujo continuo de pulsos, y al movimiento que estas producen se lo llama “movimiento ondulatorio”.
Características:   En una onda decimos que no hay desplazamiento de materia, como vimos un claro ejemplo en el museo de ciencias y técnica, donde se representaron olas en movimiento con peces en el agua. El pez, al ser alcanzado por la onda, subía y bajaba pero no se trasladaba. También vimos como se describía un movimiento periódico de la ola.
Se necesita una fuente de energía, para que la onda sea transferida al líquido originando pulsos y ondas. De esta misma manera, las ondas sonoras hacen vibrar nuestros tímpanos. Se afirma entonces universalmente, que “las ondas son portadoras de la energía que se ha transferido al medio”
Existen en uno onda: las crestas (puntos de mayor depresión), los valles (punto de mayor depresión), como también su amplitud, longitud, su frecuencia, y su periodo (tiempo que se tarda en producirse un ciclo).
Las ondas se clasifican en mecánicas y electromagnéticas. Las mecánicas son las ondas que necesitan de un medio material para propagarse: sea con el aire (medio gaseoso), agua (medio liquido), o por resortes o cuerdas (medio solido). Todas las ondas mecánicas requieren:
-Una fuente que cree la perturbación.
-Un medio que recibe la perturbación.
-Algún medio físico a través del cual elementos del medio puedan influir uno al otro.
 En estas ondas oscilan partículas materiales. Las que no necesitan de un medio material para desplazarse, son las electromagnéticas, como las ondas de radio y de luz. En este caso oscilan los campos eléctricos y magnéticos.
A su vez, existe una segunda clasificación: existen las ondas transversales: son ondas que producen el siguiente efecto: un objeto flotante cualquiera, adquiere un movimiento perpendicular a la dirección en que se desplaza la onda. Esto ocurre tanto en sólidos como líquidos. Y están las ondas longitudinales: Un ejemplo de onda longitudinal fue mostrado en el museo de ciencias: el caso del resorte, donde comprimimos algunas espiras a uno de los extremos, y luego lo soltamos. Vimos que la perturbación producida, se propaga en la misma dirección en la que avanza la onda. Las ondas longitudinales reciben el nombre genérico de ondas sonoras, debido a que sus características son prácticamente idénticas a las del sonido ordinario en el aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario